top of page

OXIGENA TUS CÉLULAS

Deberíamos respirar siempre por la nariz salvo algunas excepciones. Cuando respiras por la nariz humidificas, calientas y purificas el aire inhalado, este aire es nuestra primera barrera de defensa natural. Respiramos inconscientemente y debería ser lo contrario dicen los expertos.

Respirar conscientemente debería ser una disciplina diaria y respirar por la boca debería ser solo una alternativa.


Si te pregunto, qué piensas cuando digo nutrientes, seguro pensarás en vitaminas y minerales, carbohidratos o grasas, pero el nutriente más importante y esencial es el oxígeno. Las células sanas evolucionan positivamente en un ambiente bien oxigenado, cuando no hay suficiente oxígeno las células recurren a otros mecanismos alterando su metabolismo, ocasionando que se debiliten, muten o mueran, generando sustancias tóxicas que contaminan tu sangre.

Debes saber que cuando respiras, no sólo inhalas el oxígeno, si no también partículas y agentes químicos contaminantes como el monóxido de carbono. Sí! es un daño colateral llamado oxidación, es la reacción química que se produce cuando una sustancia oxidante entra en contacto con el oxígeno, produciendo radicales libres (desechos) que provocan graves daños celulares, trayendo como consecuencias el envejecimiento prematuro hasta el cáncer.


Respirar correctamente es la clave para el buen funcionamiento del corazón, los pulmones, la producción de energía, la salud cerebral y el estado físico en general.


Si deseas mejorar tu salud, aquí te dejo una técnica de respiración para oxigenar las células. Inclúyelas en tu rutina diaria. Este ejercicio es de Wim Hof. Antes de realizarlo, ten en cuenta que el organismo no está acostumbrado a tanta cantidad de oxígeno y es posible que puedas tener la sensación de falta de aire, si esto ocurriera vuelve a respirar como lo haces siempre.

EJERCICIO DE RESPIRACIÓN

Haz este ejercicio al levantarte o con el estómago vacío.

  • Siéntate cómodamente con la espalda recta.

  • Inhala por la nariz y respira por la boca en descargas cortas pero poderosas, como si estuvieras inflando un globo.

  • Repite 30 veces con los ojos cerrados. Sé cauto, porque puedes sentir un ligero mareo.

  • Después, inhala y llena tus pulmones sin hacer esfuerzo.

  • Exhala el aire y reténlo todo el tiempo que puedas sin llegar a sentirte incómodo.

  • Después, inhala todo el aire posible nuevamente, sintiendo la expansión de tu pecho y aguanta la respiración unos 10 segundos.

  • Aquí se concluye un ciclo entero. Repite todo el ciclo tres veces, empezando por el set de 30 en la que inflas el globo y acabas con la inhalación con retención de 10 segundos.

  • Por último, respira calmadamente y en silencio. Abre los ojos.

Si deseas mejorar tu salud, tus hábitos, acercarte a la vida holística, aprender a nutrirte o si por el contrario deseas ser una health coach como yo escríbeme a hola@olistiku.com


MIS PROGRAMAS




Un abrazo de luz

Roxana Eugenio F.

Health Coach

Entradas Recientes

Ver todo
Últimas entradas
bottom of page